18May 2018

Se encuentra en mantenimiento desde Abril 2018.
Ingresó a la clínica pesando 125,6 kilos.
Bajó 55,6,0 kilos.
Pesa actualmente 70,0 kilos.

 

Hace 14 meses atrás, un 30 de enero, comencé a transitar el camino en CTM. Llegué sin muchas esperanzas en mí misma, empujada por mi madre a que fuera a la clínica porque había visto resultados en otras personas.

 

Tras un período de negación, acepté ir a la consulta y ver de qué se trataba. Cuando vi a Cecilia, mi nutri, y hablamos de bajar 60 Kilos yo decía dentro mío: “¿yo 60 kilos? ¿no sabe lo que es bajar 60 Kilos? Para mí, inimaginable, impensable”.

 

Así que fui con Gabriela y me invitó a que me quedara al primer grupo y ver de qué se trataba. Y acepté, lo hice y fue, hoy puedo decirlo, la mejor decisión que he tomado porque me cambió la vida, encontré un grupo de gente maravillosa que desde el primer día me atrapó con los mismos problemas que los míos, las mismas adicciones y me dejé llevar sin pensar. Sí, sin pensar, no pensaba solo hacía lo que tenía que hacer y me fue gustando, gustando la Alicia que iba apareciendo que se había quedado dormida hacía mucho tiempo con la intoxicación.

 

Y esa es la cuestión dejarse llevar, llevar por el grupo, acompañar y dejar que te acompañen, superar las recaídas y estar ahí atento, atento a lo que va ocurriendo al cambio que vamos transitando. No ha sido fácil, PERO SI MENOS DIFÍCIL DE LO QUE IMAGINABA.

 

Estoy totalmente agradecida a cada uno de los que forman CTM porque de una u otra manera están apoyando, acompañando. Patricia una excelentísima profesional y persona que siempre tiene la palabra para cada uno de nosotros.

 

El grupo más que grupo en ese momento que estamos ahí son como familia: he visto compañeros flaquear, llorar y no solo con nuestras adicciones, con demás problemas y jamás juzgan, están ahí para escuchar. Para mí era un compromiso conmigo misma y con mis compañeros acudir a cada reunión porque me daban la fuerza que en este camino largo que he transitado a veces declinaba.

 

Hoy me siento otra persona, puedo afirmar que soy otra persona y el cambio no ha sido solo físico, ha sido general. Y eso lo logré gracias a mi esfuerzo. Sí, mi esfuerzo, porque no me voy a sacar mérito, pero sobre todo fue gracias al apoyo de mi familia; mi esposo, mi hija, mis padres, mi hermano, mis amigos, que supieron acompañarme en este proceso, pero sobre todo al grupo maravilloso con el que he transitado este camino y que sigo transitando y seguiré transitando.

 

Porque esto es sólo el comienzo, esto quiero que sea un camino sin retorno porque ya pasé por la Alicia de aquel 30 de enero de 2017 y no quiero que vuelva. Ingresé con casi 130 kilos hoy estoy pesando 70 kilos, no quiero ser reiterativa, pero gracias CTM.

 

Probé antes miles de caminos nunca dieron resultado porque me di cuenta que cuando uno tiene que transitar un camino tan largo como el mío no puede hacerlo solo, no es fácil hacerlo solo necesita estar acompañado y eso es lo que encontrás allí.

 

Por eso el Consejo que puedo dar es VAMOS que SE PUEDE. Si pude yo que no confiaba en mí misma claro que se puede. Sólo hay que dejarse llevar y permitir que te lleven y que un tropezón no es caída, si caemos debemos levantarnos y continuar para llegar a nuestra meta. Y recordar que es NO ES FÁCIL, PERO SI MENOS DIFÍCIL DE LO QUE PENSAMOS.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *